Torre de la Carraca

 

Exterior de la Catedral

 

La Torre de la Carraca tiene  una altura de 74 metros. Alberga en su parte superior un dispositivo en forma de aspa de madera y metal. Unas tablillas son golpeadas cuando se gira el aspa con una manivela, produciendo un ruido seco y “triste”. Es la “carraca”, cuyo “fúnebre” sonido se utilizaba en la solemnidad de Viernes Santo, cuando se conmemora la Pasión de Cristo.

Historia

 

Historia de la Torre de la Carraca

Torre de la Carraca
Torre de la carraca

El lado norte de la plaza del Obradoiro ya estaba cerrado por el nuevo Hospital Real de peregrinos, fundado por los Reyes Católicos y magistralmente trazado por Enrique Egás en 1501. Su  fachada, en un estilo tan preciosista que se daría en llamar “plateresco”, la firmaron Martín de Blas y Guillén Colás. De nuevo, pese a las reformas que Ginés Martínez realizó para añadir una escalera y un estribo en la torre de las campanas,  contrastaba la vetusta fachada medieval de la catedral con la misma torre de las campanas que Peña de Toro modernizó con el barroco en el último tercio del XVII.

La otra, llamada Torre de la Carraca, aún era el cubo medieval original. Más baja que la “nueva” de las campanas, ya Vega y Verdugo tenía en mente igualarlas en altura, aunque habría que posponer el proyecto hasta el siglo XVIII. El 1738 Fernando de Casas se puso al frente de las obras del “espejo” central de la fachada, y también se encargó de igualar la torre de la Carraca con su gemela de las campanas. Iniciada la construcción en 1749 y terminada en 1751, López Ferreiro identificó la torre de la Carraca con la denominada torre del Gallo. En ésta ya se había intervenido en 1687, muy probablemente para asemejarla en lo posible a la de las Campanas, en la que Peña de Toro estaba ya interviniendo por esas mismas fechas.

Casas añadió un falso estribo como el de Ginés Martínez bajo la torre de las Campanas, mientras que las pilastras acentúan la verticalidad y dirigen la mirada hacia los nuevos cuerpos superiores. En ellos, la apoteosis barroca. Influido incluso por las arquitecturas efímeras festivas, como la imaginada por Fernando de la Torre Farfán para el Triunfo de San Fernando, el barroco llega aquí a su máxima expresión. El resultado es una torre gemela a la de las campanas, con un escalonamiento en altura de los cuerpos, separando balaustradas y pináculos como los que Peña de Toro trazó para la fachada de la Quintana. El capulín superior y la imagen general, al final, hacen que todo el conjunto de las torres establezca perfecta sintonía con la Torre del Reloj, trazada ésta en siglo XVII por Domingo de Andrade, antecesor de Fernando de Casas como de Maestro de Obras de la catedral de Santiago.

Hay otra analogía entre las torres de la fachada del Obradoiro y la del Reloj. Ambas “ascienden” hacia el barroco a partir de un cuerpo inferior medieval, que sin embargo pasa perfectamente desapercibido en ambos casos. El primer cuerpo de las tres es claramente románico en el Obradoiro y gótico en el Reloj, pero solo un ojo minucioso podría reparar en ello. Más fácil es apreciarlo cuando, desde las cubiertas de la catedral, se ven desde detrás las torres del Obradoiro y vemos unos arcos ciegos de medio punto animados con un taqueado, además de capiteles de decoración vegetal. Son elementos que encontramos por doquier en la fábrica románica del templo.

Lo que de verdad diferencia a la Torre de la Carraca de su “gemela” de las Campanas es precisamente la razón de sus nombres. Si bien en la segunda encontramos el típico juego de campanas que con su tañir solemnizan las celebraciones litúrgicas – mientras que las campanas de la Torre del Reloj tan solo funcionan unidas a ésta para dar las horas y los cuartos – , la de la Carraca alberga en su parte superior un dispositivo en forma de “aspa” de madera y metal. Unas tablillas son golpeadas cuando se gira el aspa con una manivela, produciendo un ruido seco y “triste”. Es la “carraca”, cuyo “fúnebre” sonido se utilizaba en la solemnidad de Viernes Santo, cuando se conmemora la Pasión de Cristo. También hoy día podemos escucharlo gracias a una reciente restauración y reposición del elemento principal.

Fotos

Fotos de la Torre de la Carras

Ubicación

Plano de situación de la Torre de la Carraca

Ubicación de la Torre de Carraca

Vídeo

Vídeo Torre de la Carraca

Te puede interesar:

error: Contenido protegido